ANCERA: El falso mito de los neumáticos falsificados en España

La Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) advierte en un informe de 2018 que la falsificación de neumáticos genera en la UE pérdidas anuales por valor de 2.200 millones de euros.

ANCERA: El falso mito de los neumáticos falsificados en España
Que los neumáticos son un elemento fundamental en la seguridad vial es algo evidente: soportan la carga del vehículo; aseguran la adherencia en el empuje, en la frenada y en el deslizamiento lateral; dirigen su dirección y la amortiguación de las imperfecciones del movimiento… pero, aun así, las autoridades alertan de la existencia de neumáticos falsificados. Es decir, que hay neumáticos que no están homologados por la normativa europea y que, por lo tanto, incumplen con los requisitos establecidos en seguridad, con el peligro que ello supone. La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO)advierte en un informe de 2018 que la falsificación de neumáticos genera en la UE pérdidas anuales por valor de 2.200 millones de euros, lo que equivale al 7,5 % de las ventas del sector. España encabeza, según la EUIPO, este penoso ranking, con unas pérdidas que ascienden a los 445 millones de euros. Esta oficina europea también denuncia la proliferación de baterías falsificadas y estima que, entre ambos sectores, el fraude acarrea la destrucción directa de unos 8.400 puestos de trabajo en Europa. Unas cifras alarmantes que el sector no se acaba de creer. “No hay datos o evidencias que demuestren la presencia en el mercado de neumáticos falsificados”, rebate el director del Consorcio Nacional de Industriales del Caucho, José Luis Rodríguez. Esta organización empresarial, a través de la patronal europea, ha reclamado a la UEIPO la información que se ha utilizado para realizar el estudio. “Y no han contestado nada”, denuncia Rodríguez. “Los fabricantes, que son los que conocen la realidad del mercado, no tienen constancia de que existan este tipo de productos en España e incluso a nivel mundial. Si fuera cierta esta información, estaríamos todos revolucionados intentando buscar una solución”, incide el directivo. Por su parte, la EUIPO sostiene en una nota de prensa que su análisis examina “la fabricación de neumáticos para vehículos (coches, motocicletas, etc.), equipos, mobiliario y otros usos, cámaras de aire […], bandas de rodadura, protectores para neumáticos (flaps), etc., y la reconstrucción y el recauchutado”. Una explicación que tampoco convence a la Organización Profesional de Especialistas del Neumático (OPEN). Su presidente, Miguel Ángel Cuerno, lo argumenta: “En España no se aprecia esta tendencia, ni siquiera en el periodo más acentuado de la crisis, cuando el consumidor era más sensible al precio. En la actualidad existe tanta gama de neumáticos nuevos —que ofrecen garantía en seguridad y en consumo, a todos los niveles de precio— que tampoco son rentables estos productos”.
Leer artículo completo en ANCERA: El falso mito de los neumáticos falsificados en España